Bonos de Casino: cómo funcionan

By | 3 junio 2020

Descubramos cómo funcionan los Bonos de Casino: aspectos importantes para tener en cuenta

Los bonos de casino son un gran incentivo para jugar y una forma de maximizar tus ganancias, y prácticamente todos los principales sitios de apuestas en línea ofrecen constantemente a sus miembros promociones diarias, semanales o mensuales, así como bonos de bienvenida para empezar a jugar – en resumen, ¡hay realmente muchos!

Sin embargo, además de la variedad de bonos que se pueden disfrutar, estos son diferentes para cada casino ya que las condiciones y modos de su funcionamiento cambian, y esto a veces puede confundir al jugador. En esta guía intentaremos comprender mejor cómo funciona un bono casino y cómo utilizarlo, cómo se acredita y toda la información que necesitas saber.

Qué son los bonos de casino y cómo funcionan

Los bonos no son más que promociones ofrecidas por un casino en línea y permiten a los jugadores que eligen la plataforma obtener ventajas que a menudo coinciden con la cantidad de dinero ofrecida o unos giros gratis para empezar a jugar.

Como ya hemos mencionado, hay varios tipos de bonos: algunos se definen con crédito automático, y para beneficiarse de ellos sólo hay que hacer un depósito que cumpla todos los requisitos del bono. Un ejemplo son los clásicos bonos de bienvenida, que se basan en tu primer depósito en el casino en cuestión. Otros bonos, sin embargo, deben ser desbloqueados, y esto sólo es posible después de un cierto número de apuestas u otros requisitos que cambian dependiendo del sitio en el que elijas jugar.

También puede haber diferentes situaciones en cuanto a los créditos: algunos bonos se acreditan inmediatamente, por lo que se añaden a la cantidad que el jugador ha depositado. Aquí se suelen imponer algunos parámetros que deben ser respetados, como los volúmenes de juego, el plazo para apostar y otras limitaciones de las que hablaremos en breve. Cuando el bono es progresivo, por el contrario, se te acreditará sólo cuando se cumplan estos requisitos.

Otra pregunta que se suele hacer es si se pueden rechazar los bonos. La respuesta en la mayoría de los casos es sí. Si tienes que utilizar un determinado código o realizar otras acciones, simplemente no lo hagas, mientras que en el caso de los bonos con crédito automático puedes contactar fácilmente con el soporte a través de un chat en vivo o un correo electrónico para solicitar la cancelación del bono.

Qué caracteriza a los Bonos de Casino

Después de una panorámica de los bonos, vamos a entender mejor cómo funcionan y las condiciones a las que están sujetas. En general, todos los casinos ofrecen una página de Condiciones de Bonos en su sitio web. Además, en la sección de promociones también se explicarán los bonos individuales, y si tienes alguna otra pregunta puedes consultar las preguntas frecuentes (FAQ) o ponerse en contacto con el servicio de asistencia que ofrece el sitio.

Aquí están las características distintivas de los bonos:

  • Depósito mínimo y máximo: Para recibir un bono de depósito, los casinos siempre establecen límites mínimos y máximos sobre la cantidad que un jugador puede depositar para obtener el bono. Estos siempre se indican en las condiciones del bono y, por ejemplo, podemos encontrarnos con una situación así: bono por el primer depósito del 100% hasta 500 $. En este caso sabemos que sólo podremos beneficiarnos del bono si hacemos un depósito menor o igual que 500$. En cuanto al depósito mínimo, sin embargo, puedes encontrar la información en la sección de Términos y Condiciones de los Bonos, por ejemplo: “Para recibir los bonos de depósito, los jugadores deben hacer un depósito mínimo de 10$.
  • Porcentaje: Ya hemos visto en el ejemplo anterior cómo una promoción siempre va acompañada de un porcentaje. Esto simplemente indica la cantidad del bono, por lo que sabemos que con un bono del 100% en el primer depósito básicamente doblaremos el monto (si pagamos 100$ tendremos 200$ en la cuenta, 150$ corresponderán a 300$ y así sucesivamente).
  • Volumen de apuestas: A menudo en las condiciones de un bono nos encontramos frente a lo que se conoce como volumen de juego, o rollover. Esto indica básicamente el número de veces que debe jugarse un bono para que sea retirado, y a menudo también va acompañado de un número mínimo de eventos en los que se debe apostar. Digamos, por ejemplo, que decidimos inscribirnos en un casino donde tenemos un bono de primer depósito del 100% hasta 200$, y depositamos la cantidad de 100$. Esto significa que tendremos 200$ en nuestra cuenta. Si en las condiciones tenemos un volumen de juego de 10x en el depósito, esto significa que antes de que podamos retirar todas las ganancias que habremos obtenido, tendremos que apostar 1000$ en total (100$x 10). Si, por otro lado, tenemos un 10x en el bono + depósito, necesitaremos hacer 2000$ de apuestas totales (100$ + 100$) x 10.
  • Validez/duración: Las condiciones de la bonificación también incluyen un período de tiempo para hacer apuestas y completar el rollover para poder retirar la bonificación. Este es también un parámetro muy importante que debe tenerse en cuenta, evitando así el riesgo de cancelar la promoción. Por ejemplo, podemos encontrarnos con una situación como esta: “La validez de la bonificación es de 30 días a partir de la fecha de asignación”. Así sabremos que tendremos 30 días para cumplir con todos los requisitos de las apuestas.
  • Bonos Free spins: A veces los casinos dan a los jugadores unos Free Spins, es decir giros gratis en las máquinas tragamonedas. Aquí también tendremos condiciones similares a las anteriores, incluyendo volúmenes de juego, plazo de tiempo, etc. Una cosa que hay que comprobar es a qué tragamonedas se refiere la bono y, de hecho, a menudo se indican los proveedores específicos asociados a la promoción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *